viernes, 31 de marzo de 2017

Clasificación de cuerpos no-luminosos

(Recorte del libro "Ciencias Físicas 1" de Segurola, Saravia, y otros; pág. 15)

No todos los objetos son fuentes luminosas; muchos emiten luz, por ejemplo este libro*, un lápiz, el piso o las paredes. Los cuerpos son iluminados por la luz emitida por el Sol o por una lámpara y esto nos permite verlos. Si apagáramos la luz y la habitación quedara completamente oscura ya no los veríamos.

Es posible clasificar los cuerpos no luminosos en tres categorías, según su comportamiento cuando son iluminados.

Cuerpos transparentes
son aquellos que al ser iluminados dejan pasar a través de ellos prácticamente toda la luz que reciben.
Aunque a simple vista parece que dejan pasar totalmente la luz, siempre hay alguna pequeña pérdida, una parte es absorbida y la otra es reflejada por el cuerpo. El ejemplo más común es el vidrio.

Cuerpos translúcidos
Son aquellos materiales que dejan pasar parcialmente la luz que llega a ellos. Por ejemplo, el papel de calco o algunos tipos de vidrios que permiten pasar algo de luz, pero no dejan ver nítidamente lo que hay al otro lado de ellos.

Cuerpos opacos
Son aquellos que no dejan pasar la luz a través de ellos, por ejemplo una pared, la madera, o una placa metálica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario